Pages

Friday, November 22, 2019

Argentina: Panorama desde el Puente del Titanic

Los devaneos y especulaciones sobre lo que pasara el 11 de diciembre tras la asuncion del binomio Fernandez-Fernandez no cesan ni impresionan.

Los mercados -eufemismo para los que tienen inversiones o viven en Argentina- estan ya totalmente dolarizados a un dolar-cafe de 93 pesos con un cepo casi absoluto que mantiene precariamente una paridad 40% mas baja hasta al menos el 10 de diciembre.

El binomio Fernandez-Fernandez presenta numerosas sorpresas. El poder esta invertido: la vice presidente es la que veta o aprueba el gabinete, fija las políticas y organiza el poder. El presidente elegido por ella organiza el gobierno llevandole candidatos a ministros para su aprobación o veto.

El poder esta ahora en el Congreso -que controla el presupuesto- presidido por Cristina Kirchner y probablemente por su hijo Máximo (Senadores y Diputados respectivamente), formulando las políticas gestadas en el Instituto Patria (convenientemente ubicado detrás del Congreso) y preparándose para liberar a enjuiciados por corrupción (en una version farsesca de la liberación de presos de 1973 con el gobierno efímero del delegado Cámpora) y reemplazo de jueces inquisidores por una Corte sumisa supervisada por un Consejo de la Magistratura.

Los candidatos a ministros se encuentran en aprietos, como el critico (en ambos sentidos de la palabra) Guillermo Nielsen de quien ya surgieron antiguas declaraciones que lo condenan a los ojos de la vice presidente:



No muy diferentes de las anteriores del propio presidente electo


Implacable, la crisis final se acerca, contenida a duras penas por un cepo cambiario que ha paralizado la economia. Si no se efectivizan los desembolsos del FMI que quedaron suspendidos tras la corrida cambiaria desatada por los resultados de las PASO (5,400 millones de usd) y se anuncia un acuerdo firme con el FMI el default abierto es inevitable.

El gobierno de Fernández (dejemos por ahora en prudente suspenso el orden de los Fernández aunque altere el producto) se enfrenta a la disyuntiva entre realizar un ajuste cruento o desatar la hiperinflación emitiendo. En cualquiera de ambas alternativas la crisis social es impredecible, y amenaza con emular los disturbios de Chile y Bolivia.  Por lo tanto, continuará por ahora con un cepo cambiario mas o menos riguroso.
                                        
En este sentido, Argentina presenta una peculiaridad que tiene un lado positivo y uno negativo. Por el positivo, la "protesta" social (que siempre es manejada políticamente por grupos extremistas) esta aquí organizada por "organizaciones sociales" que los Kirchner convirtieron en distribuidoras de subsidios y organizadoras de toma de tierras y saqueos. En este sentido, los Fernández tendrían una mayor capacidad de control que los menos corporativistas Piñera y Morales.  El costado negativo es precisamente el poder de presión de estos grupos de choque que organizan saqueos y toma de tierras desde la vuelta a la democracia en 1984 y su capacidad para chantajear a cualquier gobierno. Especialmente uno en el que los Fernandez tengan planes divergentes y sus circunstanciales aliados internos y externos entren en conflicto. Las calles seran inflamables.



El anticipado gabinete del nuevo gobierno ha sufrido ya algunos posibles vetos de la poderosa vice presidente, como en el caso del critico negociador con el fondo, Guillermo Nielsen.


El presidente Fernandez opera de hecho como jefe de gabinete de la vice presidente Fernandez -su empleo anterior- y los analistas mas experimentados no pueden evitar recordar la vieja tradición del peronismo con los casos del efímero presidente Cámpora y su predecesor moderado, el defenestrado Paladino en la tormentosa transición de 1973 a 1974.

Los planes A y B para negociar con el Fondo y los acreedores del presidente Fernandez son de un optimismo rayano en lo quijotesco.




Lo mas probable es que con semejante inicio, las negociaciones se prolonguen y la crisis se profundice en las semanas siguientes al 11D (para usar la forma española) con repercusiones impredecibles.

Lo que si es predecible es que si la Argentina se ve como un Titanic que embistió en agosto pasado un iceberg, es claro que el barco que naufraga no tiene tampoco salvavidas para una buena parte de sus infortunados tripulantes. 

En una economía ya dolarizada, las salidas mas probables son o bien una mega devaluación tras un tiempo de cepo -con una posible hiperinflación como causa o consecuencia- o bien una drástica dolarización formal como la que realizara Ecuador.

Wednesday, November 13, 2019

Bolivia: Los limites del populismo indigenista


Tras 15 años de poder casi absoluto, el populismo indigenista de Evo Morales ha caído victima de su propio dogmatismo ideológico (valga la redundancia).  El referendo con el que Morales quiso cambiar por segunda vez la constitucion que el mismo habia creado dio un "no" claro.


Pero los populistas no entienden que una mayoría simple no es unanimidad, y que una dosis mínima de democracia liberal -entendida como que el gobernante acate sus propias leyes (por ejemplo, sus limites de mandato constitucional)- es indispensable para lograr transformaciones estables.


A pesar de su buen récord económico -fruto de no entregarse al clientelismo desaforado de Venezuela, Argentina, Nicaragua, Ecuador y otros casos de bancarrota populista- Evo cometió dos errores garrafales:
  1. Negar el carácter binacional de Bolivia. Este es un país que contiene dos naciones, con culturas, historia, economía, genética y hasta idiomas diferentes. Con un 68% de mestizos, los collas del altiplano (contra el estereotipo, son menos del 3% de la población) y los cambas del llano (38% restante) estan condenados a convivir. El que los cambas hayan negado representación a los collas hasta la llegada de Evo al poder no quiere decir que hacer lo mismo con ellos de mejores resultados. 
  2. Alimentar la clásica "grieta" cultural del populismo demonizando a los que no son parte del "pueblo" originario o son una minoría étnica o ideológica. Esta es la mecha que enciende los polvorines de las guerras civiles.
La discusión entre los que llaman a la crisis "golpe" y las que la llaman "fraude" no tiene sentido para los bolivianos. Todos saben que ha sido fraude seguido de golpe, como suele suceder en toda América Latina.

Lo mejor para un país binacional como Bolivia es tener una alternancia en el poder con elecciones legítimas -como debería haber sido- y continuar  al lento aprendizaje de la civilización occidental en nombre de la cual se hacen reclamos de derechos indigenistas (a los Incas, monarcas absolutos, nunca se les hubiese ocurrido alternar con los pueblos a los que sometieron militar y económicamente como luego les hicieron los conquistadores europeos que los derrotaron).

La alternativa es perder todo lo  que han ganado con sus primeros tres términos en el poder y abrir las puertas a otra larga guerra civil como la que vivieron a lo largo de 500 años anteriores.

Parece logico para quienes ya han pasado por la alternancia de una república, pero no lo es para quienes quieren implementar los modelos bolivarianos.

Monday, October 14, 2019

Ecuador: Lenin atrapado en la trampa populista


En un anticipo de lo que le espera a Argentina y otros países atrapados en insostenibles trampas populistas, Lenin Moreno ha descubierto los menguantes límites de poder que dejan a los gobiernos que quieren cambiarlas.

Cuando la bonanza de las commodities termino en la crisis del 2008-2009, el "viento de cola" se extinguió para los minerales, petróleo y soja de los que vivían los "milagros" del populismo bolivariano propuesto por Chávez, Kirchner, Ortega y Correa.

Con la excepción (por ahora) de Venezuela, los países que habían formado el "arco bolivariano" de gobiernos populistas comenzaron a caer del mismo modo en que habian subido al poder. Sin caja que usar para sostener los precios subsidiados, los "días felices" se transformaron en tormentas sociales que derribaron a Correa, Kirchner, Lula (y su sucesora Dilma), Zelaya en Honduras.

Algunos gobiernos más previsores y flexibles, como el de Ollanta Humala en Perú, y el mismísimo Evo Morales -que siempre fue mas respetuoso con el oficialmente repudiado capitalismo- se volcaron hacia aperturas al mercado, atracción de inversiones extranjeras y liberalizacion politica que trajeron consecuentemente una notable mejora de sus economías.

Moreno en Ecuador y Macri en Argentina optaron por reformas "gradualistas" creyendo que era mas viable eliminar subsidios de a poco. Macri opto por un monstruoso endeudamiento -que culmino en un default y derrota electoral- y Moreno por un incremento demorado de combustibles (el llamado "gasolinazo") que genero una caótica protesta social y un cambio de rumbo.




Pero Moreno y el sucesor de Macri en Argentina se enfrentan con un callejón sin salida: no tienen recursos económicos para sostener los subsidios económicos y sociales ni tampoco apoyo social para dejarlos.

El sistema populista genera una trampa fatal, pues crea una espiral descendente al subsidiar el consumo penalizando la producción y el trabajo productivo. El empleo real se reemplaza por empleo artificial subsidiado y este último incrementa un consumo artificial que termina en hiperinflación como en el caso de Venezuela y Argentina.

La trampa populista se cierra y el sistema entra en una entropía auto destructiva de la que solo puede sacarlo un shock económico que solo se puede realizar con un gobierno fuerte con capacidad para doblegar la protesta social generando apoyo para la reforma.

Este parece ser el caso de Bolsonaro en Brasil, lo fue con Pinochet y luego los gobiernos civiles de la Convergencia en Chile, con Uribe en Colombia. 

Los moderados con planes graduales, como Moreno y Macri están aprendiendo, enfrentan problemas insolubles.

Sera tal vez mejor dejar las crisis a los populistas para generar salidas más decididas cuando ya no quede ninguna alternativa? 

Para Thatcher, el mejor argumento era "TINA" (There Is No Alternative).

La realidad se impone finalmente, cuando se acaba el dinero ajeno.



Saturday, October 12, 2019

Argentina: El Futuro Populista


Tras el fracaso del gradualismo de Macri -que uso su prestigio y contactos en US para tomar deuda por 132,000 millones manteniendo el sistema insostenible de subsidios sociales y de impuestos al trabajo- Argentina parece encaminada a volver al mismo sistema que la creado su actual 30% de pobreza estructural, como venimos explicando en este Blog desde 2008:



Como el economista Manuel Adorni explica, los que son empleables tienden a emigrar en recesión y los que que quedan son (a) los que no lo son y viven en la pobreza sistémica de subsidios como los "planes sociales" o la "Asignación Universal por Hijo" y (b) los que inmigran de paises limitrofes aun mas pobres -como Bolivia, que tiene una linea de pobreza de 70 dolares por mes contra 550 de Argentina- que se suman a los que cobran del Estado argentino, donde aportan 8 millones de trabajadores legales y cobran 16 millones de subsidiados y pensionados -2 millones de ellos sin aportes previos-.

La unica solucion, como explica el economista Aldo Abram, es una reforma profunda que elimine o reduzca los impuestos al trabajo y la inversion, que hoy hacen que el empleado "en blanco" deba pagar un 60 % adicional de su sueldo al gobierno.




Dado que Alberto Fernández, el candidato casi seguro a suceder a Macri promete "poner dinero en el bolsillo de la gente" y niega de plano cualquier reforma laboral lo mas probable es que se acentúe una dolarización de facto como explica Abram 




o que si se intenta un "pacto de precios máximos" como el de Gelbard en 1973 se vaya a una hiperinflación como las de 1975, 1987, 1989 0 2001 



como explica el economista Giacomini 



Y a situaciones de caos social como las de 2001 y las actuales de Venezuela 




Si el proximo gobierno argentino hace lo que promete, la salida "natural" sera a través de un colapso económico que eliminara los precios paralizando la economía (definición de hiperinflación) y un empobrecimiento de la población del 70% como genero el default y mega devaluación del presidente Duhalde en 2002.



Como los argentinos aun recuerdan como Duhalde les "pesificó" sus ahorros y pensiones devolviendoles un 30% de su valor del dia anterior, han optado por huir de los bancos, que mantienen sus depósitos pagando intereses insostenibles del 70% por depósitos de corto plazo.

Sin reformas drasticas, Argentina se dirige a un nuevo colapso económico y social.

Monday, September 16, 2019

Argentina: Como se prepara el Tercer Gobierno de Cristina Kirchner


Macri cae en un Mate Pastor

Cuando decidió lanzar las Primarias Abiertas Obligatorias (PASO) antes de las elecciones, Mauricio Macri cometió un error elemental y fatal, comparable al de un jugador novato que descubre su rey y se expone al clásico mate pastor. Cometió el mismo error que David Cameron al llamar el referendo para el Brexit pero aun peor, ya que en el caso británico, la situación era mucho mas normal que en la Argentina.

Cameron ya se dio cuenta -un par de años tarde-


Pero Macri aun camina hacia las elecciones aferrado a una patética ilusión electoral como un boxeador groggy que va hacia el nocaut definitivo.

Las PASO, un engendro pergeñado por el difunto Néstor Kirchner tras su humillante derrota de 2009 para evitar ser traicionado nuevamente por candidatos rebeldes, no eran un requerimiento necesario ni aconsejable para un gobierno en medio de una brutal crisis económica que previsiblemente le pasaría factura en cualquier elección anticipada.

Dejándose llevar por encuestas basadas en llamadas a teléfonos de linea en un país donde la mayoría de los votantes usa móviles y por análisis marketineros de su asesor ecuatoriano Duran Barba, quien se fue apresuradamente del pais tras la aplastante derrota


Macri se suicido electoralmente y desató una crisis económica terminal para sus posibilidades de reelección y también para las de Argentina de evitar el default inmediato.


Cristina 2020



Pero la verdadera estratega en este juego resultó ser Cristina Kirchner, quien se posiciono como vicepresidente y quedará en condiciones de reemplazar al presidente-delegado que digito inesperadamente.

La estrategia de Cristina 2020 es tan clara como obvia: tiene a un presidente-fusible (como el "tio" Campora lo fue para Perón) para hacerse cargo de la crisis y un inevitable plan de austeridad -o del predecible fracaso de un "plan Gelbard" (como los argentinos de cierta edad recuerdan al plan de "inflación cero" de 1974 que desemboco en hiperinflacion)- 



que obviamente hará un "renunciamiento patriótico" en cuanto no pueda controlar a los "jinetes del apocalipsis" (default, inflación, caos social organizado por los piqueteros que responden a Cristina y falta de financiamiento para los planes sociales) que dejará a Cristina habilitada constitucionalmente par un tercer mandato.

Por si esto fuese poco, tendrá control de ambas cámaras del Congreso, como presidente del Senado y con probablemente su hijo Máximo presidiendo Diputados y adicionalmente, del Consejo de la Magistratura que puede remover a los jueces díscolos que la procesan por decenas de delitos imposibles de defender por vía legal normal. 

La condición judicial de la ex Presidente agrega un condicionamiento dramático al cuadro: no solo es claro que Cristina Kirchner y no Alberto Fernández tiene el poder real de los votos y el aparato político y social que controla la Argentina aun en tiempos de Macri, sino que esta situación la obliga a asumir tarde o temprano el poder formal.

Que esta realidad no sea ampliamente debatida por la mayoría de los analistas politicos argentinos -con la notoria excepción del notable Carlos Pagni- 


muestra más la irrealidad del corto plazo en que se mueven los políticos en un país en perpetuo default como lo es la Argentina desde que renegó de su deuda en 2002 para volver a multiplicarla por dos con los Kirchner y por Macri.

Los analistas argentinos están demasiado ocupados repartiendo los frutos de una victoria electoral casi segura -los "fondos sociales" de los planes, las concesiones de obra publica, las empresas estatizables y el futuro petroleo de Vaca Muerta- para darse cuenta de que estan repartiéndose un "gordo de Navidad" mientras el Titanic argentino en el que fantasean se hunde irremediablemente tras el impacto con el témpano financiero.
Los que sueñan con un Alberto Fernández "construyendo poder" a costa de quien tiene los votos y lo convoco no solo sobreestiman a Fernández -un abogado que siempre trabajo para los Kirchner como representante- sino que -y esto es mucho mas ingenuo y delirante- subestiman la habilidad política de Cristina Kirchner como los Montoneros subestimaron la de Juan Domingo Perón.
No solo Cristina es mucho mas capaz intelectual y políticamente que Alberto Fernández, sino que ha concebido y manejado su retorno con una habilidad notable a lo largo de 4 años de oposición, esquivando causas judiciales, liderando el bloqueo legislativo a Macri y preparando con su libro y el "enroque" de poner un testaferro a la cabeza de la formula no solo el retorno al poder, sino el acceso a un tercer gobierno con intenciones serias de modificar la Constitución para quedarse hasta que su hijo Máximo la pueda suceder en 2024 o 2028.



Esto no es para nada una expresión de deseo. 

Cristina Kirchner fue con su rival electoral Elisa Carrio constituyente clave en la reforma de la Constitucion en 1994 que permitio la continuidad de padrino Carlos Menem,



y luego proponente sostenida de reformas en 2016.



En que planeta viven los analistas políticos argentinos? 

Ciertamente no en el de la realidad que pretenden entender. Debemos reconocer que en los mas de los casos, los que analizan política argentina son ex locutores de fútbol o periodistas de farándula -en el molde de Víctor Hugo Morales, Mauro Viale y Lucho Avilés, respectivamente- 



En cualquier caso, la realidad es que Cristina Kirchner -salvo un fulminante colapso como el de su marido- sera presidente de Argentina por tercera vez no mas alla de 2020.

A Cristina Kirchner -como se comprobó con el también inesperado triunfo de Macri- solo la derrotara la crisis económica del sistema insostenible que creo como la que se ha desatado, pero no antes de que recupere el poder tras descartar todos los fusibles.

Sunday, September 8, 2019

Argentina post suicidio II: El Tercer Gobierno de Cristina?


Alberto Fernandez ha quedado a pocos meses de ser presidente de Argentina e iniciado una rapida gira por España para sondear apoyos internacionales.

Su exposicion en Madrid revela la precariedad de su posicion como presidente sin votos propios compartiendo gobierno con una ex presidente que los tiene, controlara el Parlamento (como presidente del Senado con su hijo Maximo como presidente de Diputados) y la calle, donde ha seguido teniendo el control de los grupos de piqueteros convertidos en en "organizaciones sociales" de las que dependen 4 millones de votantes directos.

Fernandez ha sido durante toda su carrera un asesor de empresas de seguros y de la familia Kirchner, con la que tuvo una ruptura sonora antes de la rapida reconciliacion que hizo un par de meses antes de las PASO abandonando un frente con los gobernadores.







Solo en un pais como la Argentina y en un sistema politico informe y desquiciado como el populismo peronista-radical-kirchnerista puede hacerse un doble giro de 180 grados y salir adelante. 

Los votos cautivos del kirchnerismo y peronismo -empleados estatales, planes sociales y dependientes de la Asignacion Universal por Hijo suman un piso de 35 % de los votos- son la base incondicional -o mejor dicho condicionada por la subsistencia controlada por punteros piqueteros, sindicatos y el futuro gobierno- cuyo voto y obediencia puede garantizarse en tanto la crisis no destruya totalmente la moneda de pago y desate una hiperinflacion.

Los votos de clase media que despues de ir a Macri como protesta por la crisis del modelo cristinista volvieron a Cristina via Alberto son paradojicamente de muchos que dicen que "no voto a Cristina, sino a Alberto" del mismo modo que los que decian despues del Rodrigazo y la hiperinflacion de 1975 que "no vote a Isabel, sino a Peron".

Los infaltables psicoanalistas argentinos -que tienen un programa de analisis politico habilmente llamado "Terapia de Noticias" no perdieron tiempo en indagar y mostrar los mecanismos de negacion con los que los que votaron a Alberto Fernandez niegan haber votado por Cristina:




Este fenomeno -el uso de testaferros electorales que luego de asumir son forzados tarde o temprano a renunciar- es tan comun en el peronismo -que lo uso con Frondizi en 1958 y Campora en 1973- como en el kirchnerismo -que lo uso en 2009 con "candidatos testimoniales" que renunciaron a sus bancas y luego "traicionaron" a Nestor Kirchner-.

El "tercermundismo" de la ultima gira de Alberto Fernandez tampoco es nuevo, habida cuenta de las raices anti americanas del peronismo y la condicion de defaulteadores seriales y militantes de Nestor y Cristina Kirchner. 

Fernández esta ante una mision improbable y probablemente imposible: conseguir financiación post default de Europa o China. Sus cartas son la entrega de concesiones en Vaca Muerta, pero aun alli se encuentra con dos descomunales obstáculos: 
(a) la historia reciente de expropiar violenta y litigiosamente a Repsol de YPF y
(b) la mega crisis de la zona Euro -con la recesión ahora en Alemania y la saga paralizante del Brexit- y de China golpeada salvajemente por las tarifas de Trump y sus propias burbujas financiera e inmobiliaria.
En estas condiciones, Fernandez cometió nuevos errores no forzados: eligió priorizar el corto plazo y no confrontar con Cristina y su modelo de populismo aislacionista -que no abandono ni siquiera cuando le hubiera convenido (2012-2015) y que redoblo como bandera con una desopilante gira por Angola y Medio Oriente abrazando y bailando con dictadores quebrados- en lugar de buscar una imagen conciliadora como la propuesta por asesores como el economista Nielsen.

Fernandez en esta posicion esta perdido, condenado a ser el fusible de una inminente crisis de una forma -default e hiper si no recibe dolares externos- u otra -protestas sociales si intenta tocar las vacas sagradas del insostenible gasto publico-.

Los jugadores clave -inversores y empresarios- ya calculan en terminos del tiempo para el retorno abierto de Cristina, que probablemente Alberto Fernandez haya ya pactado como un "seguro de retiro" al firmar semejante formula presidencial.

La novedad en este caso es que Cristina Kirchner seria elegible como presidente por un tercer mandato si Alberto Fernandez renunciara. Quedaria asi superada la ultima barrera constitucional para el poder directo despues de obtener el poder absoluto.

El anciano Peron de 78 años no queria ocupar la silla de Rivadavia, pero Cristina es aun joven y vigorosa y por sobre todo, tiene que sacarse de encima no menos de 30 causas judiciales que la podrian enviar a prision como a Lula. Eso, claro, si no hubiera sido tan previsora como para plantar jueces adictos y contar con un Consejo de la Magistratura para remover a los que no lo son.

Seria una maniobra magistral -y de Cristina Kirchner no se puede dudar la astucia politica- si no fuera porque las condiciones internas y externas son aun mas catastroficas que en 1974, cuando la economia populista de Gelbard (muy similar a la de su discipulo Kiciloff) volo por los aires/

Como explicaba el una vez invencible Mike Tyson tras perder por un humillante nocaut: "los planes desaparecen con el primer puñetazo en la cara"

Argentina ya camina como un boxeador groggy, hacia un previsible final.


Argentina post-Suicidio: Negociando en el Titanic


Mientras el Titanic argentino se hunde, las imagenes de 2001 y 1989 -los dos ultimos defaults- vienen a la mente de quienes los vivieron como adultos - e incluso de los "millenials" que lo vivieron en la adolescencia-



Para la clase media dividida por una "grieta" reeditada por los 12 años de kirchnerismo, la reacción es la de una violenta necesidad de creer en una versión  salvadora y reinventada de Alberto Fernández, que pase de ser un "tío" Cámpora testaferro y "títere" a un Felipe Gonzalez capaz de refundar el país.



La realidad es que la crisis es inevitable y se han cometido errores fatales por ambos lados: el gobierno al no anular o evitar las PASO -desatando el pánico anticipado- y luego la oposición ganadora al seguir en campania sin acordar con sus "enemigos" electorales para calmar las corridas.

A diferencia del 2001, las calles estan en manos de piquetes organizados por los ganadores que manejan fondos -planes sociales- con los que controlan a los posibles manifestantes -hasta el punto en que los movilizan con micros y pasando listas, con "suplentes" extranjeros y con organizaciones con décadas de control que van tomando posiciones.



Los piquetes han reemplazado a las unidades basicas y -en un pais sin trabajo real- tambien a la CGT y sus sindicalistas. Dirigentes venidos del trotskysmo (en el que milito Cristina con Abelardo Ramos) como Grabois hablan de "reforma agraria" y expropiaciones y amenazan y cuestionan ominosamente a Alberto Fernandez por sus antecedentes menemistas y "neoliberales"



Mientras Alberto Fernandez trata de encontrar apoyos en España y China -ambos bloqueados por terremotos políticos y económicos- y de armar un plan de ajuste y renegociación viable con la ayuda de economistas con experiencia del 2001-2 como Nielsen, Cristina Kirchner - la dueña de los votos y la calle impedida de acceder directamente a un nuevo mandato- traza sus propios planes copando la Provincia de Buenos Aires, el Parlamento y paralizando las causas judiciales con miembros de La Campora -como se llama a los grupos de adictos controlados por su hijo Maximo, que quedará con su madre presidiendo las dos cámaras del Congreso-

A pesar de tal abrumadora acumulacion de poder, los votantes de la clase media -como explican los psicoanalistas (indispensables para entender la psique del argentino de esos niveles)- parecen dar a Alberto Fernández una ventaja irremontable.

Por su parte, los "albertistas" esperanzados sueñan con inversores externos anti americanos o un "viento de cola" de Vaca Muerta que reedite la soja salvadora de 2003. 




Pero para apenas comenzar a pensar en que alguien invierta un dolar mas en Vaca Muerta hay que imaginar un pais con mínimas condiciones de estabilidad económica y jurídica en los próximos 4 años. 

Eso es exactamente lo único en lo que todos los analistas coinciden que Argentina no puede ser.
En un país normal, Macri y los dos Fernández estarían juntos anunciando acuerdos con los inversores y prestamistas forzados (FMI) y buscando dar una imagen de continuidad independiente del resultado electoral de Octubre. 
 Eso daría un pequeño pero vital margen de esperanza al país para evitar la catástrofe inminente.
En lugar de eso, siguen dedicados a redoblar sus apuestas electorales -al fin y al cabo ganar elecciones es lo único que les ha salido bien en los últimos 20 años- y sembrar pánico sobre el futuro.
El problema central y obvio es que hay 4 meses hasta diciembre y nadie sabe como podra sobrevivir la economía al pánico que provocara la victoria que los mismos votantes van a generar. El PTSD (estrés postraumático) de la clase media hace que vote dos caminos opuestos con las boletas y los dolares.

Los votantes se equivocan. Y en Argentina se equivocan seguido y en los peores momentos.

La secuencia de medidas económicas que vienen es previsible, como clarifica la economista Marina Dal Poggetto:




La realidad política es todo lo contrario, y promete acabar con las ilusiones psicológicas y los planes racionales que -como explicara alguna vez Mike Tyson- no sobreviven al primer puñetazo en la cara.

Como siempre, desde el exterior se ven mucho mas claramente las realidades que los argentinos siguen eludiendo hasta el final:


Con la rudeza del azar, una pelicula argentina concebida en mejores epocas se estrena en estos dias recordando los de 2001. Su titulo es mas que adecuado para cerrar este articulo: "La Odisea de los Giles"


Los pueblos tienen el gobierno y el destino que se merecen.

Saturday, August 31, 2019

Argentina: Entre la austeridad y el suicidio (II): elige suicidio


“At first you go bankrupt slowly, then all at once.”  
Ernest Hemingway The Sun Also Rises

El gobierno moderado de Mauricio Macri ha finalmente entrado en la crisis terminal de su modelo gradualista de gestion. El default en que el pais entro en 2018 con la mega devaluacion y el inicio de la corrida cambiaria ha llegado al punto en que no puede disimularse mas.

La premisa de la gestión de Macri fue que el país populista inviable creado por 80 años de peronismo y exacerbado por los últimos 15 años de kirchnerismo podría ser cambiado gradualmente mediante una fuerte inversion en infraestructura productiva -energía, transporte comercial y público- y una gradual actualización de tarifas y tipo de cambio. 

En lugar de hacer un ajuste de reglas estructurales de fondo al inicio -como lo hizo Menem en 1989-1991 con el Plan de Convertibilidad y las leyes de Reforma del Estado, Obras Sociales y Jubilaciones- Macri opto por postergarlo para ganar popularidad y las elecciones de 2017 -en las que creyó "arrasar" al peronismo y kirchnerismo-, dejando intacto el estado populista insostenible preexistente.

Si bien hay alguna verdad en la excusa oficial según la cual Macri no tenia el mismo poder para privatizar empresas estatales o hacer reformas de fondo que Menem en 1989 -su propia coalición incluía a los populistas radicales que reivindicaban las estatizaciones y votaron por subsidios como las contraproducentes Asignación Universal por Hijo, jubilaciones sin aportes y "planes sociales" que sustituyen y desalientan el empleo y trabajo productivo-, lo cierto es que no tuvo tampoco convicción para al menos intentarlo.

Prefirio apostar a que un "kirchnerismo de buenos modales" -como lo llamaron algunos de sus cínicos críticos peronistas- podria gradualmente reemplazar subsidios con empleo genuino, industrias protegidas e inviables con startups exportadoras.


Para implementar esta version del populismo menemista, Macri recurrio a hipotecar su prestigio inicial y su relación personal con Donald Trump y tomar deuda a niveles vertiginosos para poder mantener el ilusorio sistema de subsidios y planes sociales que tiene a 11 millones cobrando sostenidos por 9 millones aportando y a la vez construir una infraestructura exportadora que en un segundo gobierno podría repagar la deuda quintuplicando el ingreso genuino de dolares -algo que los especialistas consideran técnicamente posible- 


La realidad fue muy diferente. El crecimiento impulsado con deuda no fue dirigido a exportar sino a mantener un consumo interno insostenible que hizo crecer las importaciones evaporando todo superávit comercial y destruyendo sin reemplazo empresas locales antes protegidas. 

Las inversiones reales esperadas nunca llegaron porque el sistema de "ley de la selva" sin garantías jurídicas con piquetes callejeros incontrolados, jueces corruptos y corrupción impune implantado por los tres gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner quedaron intactos y amenazando con volver.

En la practica, el "cambio" de Cambiemos (el nombre de la coalición precaria que sostenía a Macri en los hombros de liberales genuinos y populistas radicales como Elisa Carrió) fue una cambio de forma de hacer populismo: del desaforado chavismo de Cristina Kirchner a la "plata dulce" del menemismo en el que alguna vez estuvieron juntos la senadora menemista Fernández y el empresario menemista Macri.

Con un peso artificialmente sobrevaluado por la afluencia de dolares prestados las exportaciones no solo no crecieron, sino que en 2017 comenzaron a caer en terminos de saldo a pesar de cosechas record.

Y en 2018 los argentinos corrieron a cubrirse con dólares ante la evidencia de una crisis de pagos, provocando un default que el gobierno cubrió con nueva deuda en plazos aun mas inmediatos, iniciando con dos años de atraso un ajuste del gasto público.

Los argentinos respondieron castigando a Macri con una derrota catastrófica en las insolitas PASO -que no eligieron nuevo gobierno pero dejaron al existente en virtual acefalía por lo que serán interminable 4 meses hasta Diciembre- pidiendo la vuelta del populismo chavista de Cristina Kirchner que habían rechazado en 2016 y 2017. 


Esto crea una tormenta perfecta que combina la falta de acceso al crédito de los Kirchner (cuya vuelta al poder lo volvería permanente) con hiperinflación y parálisis productiva.

Argentina enfrenta una combinación de la crisis de 2001 (default) con la de 1989 (hiperinflación y parálisis económica) en el momento en que publicamos este articulo.

Estos dos factores nos hacen prever una situación de caos social como la de Grecia que pondra al presidente-testaferro Fernandez -en una repetición trágica del caos y lucha por el poder entre facciones peronistas que termino con la defenestración del "tio" Campora tras 49 días de presidente testaferro de Peron en 1973- a cargo de una austeridad draconiana como la que tuvo que administrar el muy comunista Tsiparas en Grecia durante una decada.

Pero eso es para otro articulo.

En este, nos concentramos en concluir que el "gradualismo" en la salida de un populismo quebrado en su cuarta fase (ver el articulo de Edwards y Dornsbusch en este Blog) es simplemente suicidio , como explicaramos en febrero.

Cambiemos no cae por haber hecho lo que prometió, sino por nunca haberlo intentado. Macri resulto al fin y al cabo, mas el empresario menemista de su trayectoria que un reformador liberal o mucho mas críticamente, un líder transformador convencido dispuesto a afrontar la impopularidad de cambios de fondo como lo fueron Uribe en Colombia, Cardozo en Brasil o los de la Convergencia en Chile.

Mientras sus vecinos gozan de crecimiento y prosperidad con economías abiertas a la exportación y garantías a las inversiones, Argentina vuelve a las mismas recetas de los últimos 80 años.

La realidad hara trizas las fantasias del retorno populista de Cristina Kirchner y su presidente-testaferro y forzara un ajuste abrupto como el que anunciaba el economista Nielsen , probable ministro de economía de un eventual gobierno de Alberto Fernandez y Cristina Kirchner:


Argentina va camino de otro colapso brutal por insistir en el suicidio del modelo populista antes que aceptar la necesaria austeridad que requiere intentar el crecimiento genuino.

Pero el populismo es adictivo y una poblacion  acostumbrada a vivir de precios subsidiados, planes y subsidios a no trabajar y empleos publicos artificiales votara siempre por esto antes que por sacrificios en los que gobiernos como el que Macri acaba de desperdiciar tampoco creen.

Saturday, July 13, 2019

Lecturas Recomendadas 72: Juan Bautista Yofre revela la verdadera historia del terrorismo en America Latina


Juan Bautista "Tata" Yofre ha sido un testigo privilegiado de la violencia terrorista en la politica de America Latina, desde sus origenes en la decada del 60 -mas precisamente desde la toma del poder en Cuba por Fidel Castro en 1959- hasta su apogeo en la decada siguiente y las tragicas guerras civiles que lo sucedieron en su lenta agonia.

Heredero de una familia bien vinculada que lo sento desde muy temprana edad junto a futuros dirigentes militares, empresariales, politicos y terroristas (todas carreras populares entre las elites argentinas de los cincuentas y sesentas) , Yofre ha sido embajador, asesor electoral, jefe de inteligencia, peronista, menemista, alfonsinista, massista, amigo de militares y terroristas. 

Algunos consideran que esos cambios lo descalifican moralmente, otros por el contrario, creen con Franklin Delano Roosevet, que "it takes one to catch one", o que "no hay mejor cunia que la del mismo palo". 

Sus libros proporcionan material muchas veces inedito pero fundado y corroborado por otros previos y posteriores testimonios. Ninguno de sus "imputados" ha discutido la veracidad de los datos que presenta, tan solo especulado con sus intenciones o recurrido al ataque "ad hominem" que, como es sabido, incrementa antes que reduce la credibilidad del atacado. 

Yofre desnuda la forma en que la Primer Conferencia Tricontinental de La Habana (conocida mas popularmente como "la Tricontinental"lanzo la idea de la "guerra popular prolongada" como forma de toma del poder alternativa a la esquiva democracia en la que solo un 5 o 10 por ciento vota por la revolucion socialista. 

Apoyada en el financiamiento de la Union Sovietica (ver nuestro articulo sobre el libro "El Oro de Moscu") y la China de Mao, el programa de la Tricontinental  domino y adoctrino a casi tres generaciones latinoamericanas en la metodologia propuesta por Fidel Castro, el Che Guevara y la Revolucion Cuban.

Ademas de revelar los documentos del proceso cubano, Yofre publico varios libros sobre la relacion simbiotica entre el terrorismo y la dictadura militar argentina, cuyos dirigentes y referentes ideologicos se formaron en Cuba y en el Colegio Militar argentino, relacion de la que fue testigo directo y en algunos casos participe involuntario.


Esta aparente contradiccion explica la ferocidad con la que los bandos antagonicos se enfrentaron y la frecuencia con la que los guerrilleros y sus ideologos colaboraron con los gobiernos militares -los casos de los montoneros con el almirante Massera que masacraban a sus camaradas. 



el montonero Galimberti -cuya trayectoria casi misilistica fue de cadete del Colegio Militar a secuestrador Montonero para terminar como empleado gerente de los hermanos Born a quienes secuestrara- no fue una excepcion a la generalizada amoralidad de guerrilleros y militares sino mas bien un ejemplo caracteristico y aleccionador para aquellos con interes en las lecciones:



Los libros de Yofre exponen algunos de los mas notables ejemplos de las perversas y prolongadas relaciones entre "izquierdas" y "derechas" de una Argentina en la que esas clasificaciones son tan fluctuantes como intercambiables.

Yofre agrega testimonios y documentos importantes sobre la infiltracion del peronismo (Puerta de Hierro) por parte de los jovenes adoctrinados en las universidades intervenidas por los militares por catedras marxistas que paradojicamente reemplazaron a las tradicionales, describiendo como un nucleo "duro" de esos jovenes continuo su formacion con entrenamiento militar en Cuba y despacho para misiones en diversos paises de America Latina.


y sobre la gestacion del golpe militar de 1976, en la que los "derrocados" participaron ayudando a la caida del gobierno de Isabel Peron con copamientos, asesinatos de sindicalistas y luego como asesores y funcionarios de los gobiernos de facto del periodo 1976-1983:


Los que vivieron el proceso encontraran los hechos que fueron censurados durante la reivindicacion del terrorismo lanzada por los gobiernos populistas financiados por el chavismo Venezolano en el llamado "arco bolivariano" para comprender la historia completa ocultada por el autodenominado "relato".



Los que no los vivieron podran encontrar aqui los hechos que les ocultaron y que ahora -con el derrumbe catastrofico del regimen venezolano y los de Argentina y Brasil- podran analizar sin el velo de la propaganda y con la frialdad que otorga el experimentar las consecuencias de un fracaso.