Pages

Monday, September 16, 2019

Argentina: Como se prepara el Tercer Gobierno de Cristina Kirchner


Macri cae en un Mate Pastor

Cuando decidió lanzar las Primarias Abiertas Obligatorias (PASO) antes de las elecciones, Mauricio Macri cometió un error elemental y fatal, comparable al de un jugador novato que descubre su rey y se expone al clásico mate pastor. Cometió el mismo error que David Cameron al llamar el referendo para el Brexit pero aun peor, ya que en el caso británico, la situación era mucho mas normal que en la Argentina.

Cameron ya se dio cuenta -un par de años tarde-


Pero Macri aun camina hacia las elecciones aferrado a una patética ilusión electoral como un boxeador groggy que va hacia el nocaut definitivo.

Las PASO, un engendro pergeñado por el difunto Néstor Kirchner tras su humillante derrota de 2009 para evitar ser traicionado nuevamente por candidatos rebeldes, no eran un requerimiento necesario ni aconsejable para un gobierno en medio de una brutal crisis económica que previsiblemente le pasaría factura en cualquier elección anticipada.

Dejándose llevar por encuestas basadas en llamadas a teléfonos de linea en un país donde la mayoría de los votantes usa móviles y por análisis marketineros de su asesor ecuatoriano Duran Barba, quien se fue apresuradamente del pais tras la aplastante derrota


Macri se suicido electoralmente y desató una crisis económica terminal para sus posibilidades de reelección y también para las de Argentina de evitar el default inmediato.


Cristina 2020



Pero la verdadera estratega en este juego resultó ser Cristina Kirchner, quien se posiciono como vicepresidente y quedará en condiciones de reemplazar al presidente-delegado que digito inesperadamente.

La estrategia de Cristina 2020 es tan clara como obvia: tiene a un presidente-fusible (como el "tio" Campora lo fue para Perón) para hacerse cargo de la crisis y un inevitable plan de austeridad -o del predecible fracaso de un "plan Gelbard" (como los argentinos de cierta edad recuerdan al plan de "inflación cero" de 1974 que desemboco en hiperinflacion)- 



que obviamente hará un "renunciamiento patriótico" en cuanto no pueda controlar a los "jinetes del apocalipsis" (default, inflación, caos social organizado por los piqueteros que responden a Cristina y falta de financiamiento para los planes sociales) que dejará a Cristina habilitada constitucionalmente par un tercer mandato.

Por si esto fuese poco, tendrá control de ambas cámaras del Congreso, como presidente del Senado y con probablemente su hijo Máximo presidiendo Diputados y adicionalmente, del Consejo de la Magistratura que puede remover a los jueces díscolos que la procesan por decenas de delitos imposibles de defender por vía legal normal. 

La condición judicial de la ex Presidente agrega un condicionamiento dramático al cuadro: no solo es claro que Cristina Kirchner y no Alberto Fernández tiene el poder real de los votos y el aparato político y social que controla la Argentina aun en tiempos de Macri, sino que esta situación la obliga a asumir tarde o temprano el poder formal.

Que esta realidad no sea ampliamente debatida por la mayoría de los analistas politicos argentinos -con la notoria excepción del notable Carlos Pagni- 


muestra más la irrealidad del corto plazo en que se mueven los políticos en un país en perpetuo default como lo es la Argentina desde que renegó de su deuda en 2002 para volver a multiplicarla por dos con los Kirchner y por Macri.

Los analistas argentinos están demasiado ocupados repartiendo los frutos de una victoria electoral casi segura -los "fondos sociales" de los planes, las concesiones de obra publica, las empresas estatizables y el futuro petroleo de Vaca Muerta- para darse cuenta de que estan repartiéndose un "gordo de Navidad" mientras el Titanic argentino en el que fantasean se hunde irremediablemente tras el impacto con el témpano financiero.
Los que sueñan con un Alberto Fernández "construyendo poder" a costa de quien tiene los votos y lo convoco no solo sobreestiman a Fernández -un abogado que siempre trabajo para los Kirchner como representante- sino que -y esto es mucho mas ingenuo y delirante- subestiman la habilidad política de Cristina Kirchner como los Montoneros subestimaron la de Juan Domingo Perón.
No solo Cristina es mucho mas capaz intelectual y políticamente que Alberto Fernández, sino que ha concebido y manejado su retorno con una habilidad notable a lo largo de 4 años de oposición, esquivando causas judiciales, liderando el bloqueo legislativo a Macri y preparando con su libro y el "enroque" de poner un testaferro a la cabeza de la formula no solo el retorno al poder, sino el acceso a un tercer gobierno con intenciones serias de modificar la Constitución para quedarse hasta que su hijo Máximo la pueda suceder en 2024 o 2028.



Esto no es para nada una expresión de deseo. 

Cristina Kirchner fue con su rival electoral Elisa Carrio constituyente clave en la reforma de la Constitucion en 1994 que permitio la continuidad de padrino Carlos Menem,



y luego proponente sostenida de reformas en 2016.



En que planeta viven los analistas políticos argentinos? 

Ciertamente no en el de la realidad que pretenden entender. Debemos reconocer que en los mas de los casos, los que analizan política argentina son ex locutores de fútbol o periodistas de farándula -en el molde de Víctor Hugo Morales, Mauro Viale y Lucho Avilés, respectivamente- 



En cualquier caso, la realidad es que Cristina Kirchner -salvo un fulminante colapso como el de su marido- sera presidente de Argentina por tercera vez no mas alla de 2020.

A Cristina Kirchner -como se comprobó con el también inesperado triunfo de Macri- solo la derrotara la crisis económica del sistema insostenible que creo como la que se ha desatado, pero no antes de que recupere el poder tras descartar todos los fusibles.

No comments: