Pages

Monday, May 26, 2008

Deciamos en Marzo: Paro del Campo Argentino: productores contra parasitos

Reproducimos el articulo que publicaramos en Marzo sobre la
crisis del campo en Argentina, a pedido de quienes lo encontraron educativo y en
respuesta a quienes reaccionaron en su contra sin poder refutar un solo dato.
Lamentamos mucho haber acertado con el pronostico.

Hemos agregado, eso si, como diria Groucho Marx (un buen referente para el delirio y descontrol en el que vive la Argentina), "mentirosas imagenes" de noticieros y documentales que se atreven a cuestionar las "sinceras palabras" de los discursos y la "ideologia oficial".

.
El gobierno colegiado y rotativo de Nestor y Cristina Kirchner durante su primer quinquenio ha usufructuado y se ha autoadjudicado las bendiciones coyunturales de precios record para los productos que el campo argentino exporta a pesar de sus gobiernos.
.
Toda oposicion o reclamo de empresarios o chacareros ha sido callada con piquetes de matones subsidiados por Planes Trabajar, protegidos por la inmunidad policial y juridica que les garantiza el gobierno para el que trabajan y dirigidos por pintorescos caciques/punteros de raiz fascista como D'Elia o "izquierdista" como el pintoresco e histrionico Castells.
.
En este volver a los 70, Kirchner combina un reciclado de los clasicos "Tacuaras" torpemente disfrazados de "piqueteros" dirigidos por el jefe de "formaciones especiales" D'Elia (que muestra su vocacion para ascender a la categoria "Triple A") con los trotskistas emprendedores del jefe piquetero Castells (que no ocultan su entusiasmo por aparecer en TV, tapas de revista y publicar libros sobre su "lucha" contra la miseria ).
.
El clasico coctel del fascismo argentino que cada vez oculta menos el parecido entre sus versiones de derecha y de "izquierda". La incitacion a la violencia politica, racial y clasista y el uso desaforado de amenazas, insultos y matones han escalado hasta recordar las epocas de la masacre de Ezeiza de 1973 con la que el peronismo inicio su guerra civil.
.
En estos dias los Kirchner experimentan en cuero propio una dosis de su propia metodologia politica: cacerolazos de la clase media, cortes de ruta y piquetes de airados chacareros que resisten sus intentos de maximizar las retenciones del gobierno y minimizar sus precios, dictando los margenes en el mejor estilo de la fenecida Union Sovietica sin rendir cuentas del destino de los fondos cuando los argentinos que viven por debajo del nivel de pobreza, a pesar del pagadios y la soja, han aumentado su numero nuevamente del 24 al 32% de la poblacion .
.
El discurso oficial califica a los productores sublevados de "oligarcas" latifundistas, a pesar de que las imagenes -esas mentirosas imagenes, diria Groucho Marx- muestran gentes y camionetas de clase media baja que dificilmente conozcan las lujosas oficinas de Puerto Madero donde los grandes compradores de campos sojeros conversan con Nestor Kirchner.
.
Lenin, Stalin, Mao, Castro y Kim Il Sung pusieron la agricultura -desde los precios hasta las decisiones de que y cuanto sembrar- en manos de funcionarios de los Ministerios de Planificacion central con resultados caoticos (hambrunas record, caidas de la produccion, importacion de alimentos).
.
El gobierno de Kirchner -forzado por su condicion de "paria" financiero y su consiguiente dependencia de dolares en efectivo para subsidiar un espejismo de prosperidad por el que lo votan con creciente desesperacion los quebrados argentinos, intenta algo similar en version gangsteril por medio de su Secretario de Comercio Moreno- en lo que pareceria una version argentina de las las recetas autodestructivas del "comunismo de guerra" de los 30 y los 50.
.
Pero esta es para la sufrida Argentina una historia conocida que se repite: los productores salen a las rutas a pelear contra un "corralito" de la renta agraria que reproduce la expropiacion de depositos del "corralito" financiero del ministro Cavallo durante el default del "frente" radical-peronista de 2000-2002.
.
Las razones son las mismas: las cuentas nacionales no cierran sin la expropiacion, en este caso, por inexistencia de credito ante los 136.000 millones de dolares de deuda pendiente tras el default.
.
Argentina vive al contado, y para "hacer caja" con moneda fuerte, solo tiene los ingresos de divisas que produce el campo.
.
Veamos un poco las cuentas del campo argentino -con datos reales proporcionados por un productor-:

  1. Paso 1: Sobre 100,000 dolares, el gobierno retiene el 44%.
  2. Paso 2: Ademas -sobre los mismos 100.000-, el gobierno cobra el 22% de ganancias (no sobre lo que quedo)
  3. Paso 3: Sobre los mismos 100,000 originales producidos, el gobierno cobra 10,5% de IVA
  4. Paso 4: Agregar 5 % de Ingresos Brutos (otra vez sobre 100,000)
  5. Paso 5: Agregar 1,2 % de impuesto al cheque (porque si les pagan las cerealeras mas de 1,000 $ tiene que ser con cheque)
  6. Saldo final 100,000 dolares para el productor: 17,300 dolares.
  7. El Gobierno se lleva 82,700.
  8. Pero ademas... el productor tiene que pagar gastos e insumos de produccion: (12,000 )dolares'
  9. Con lo que al productor le quedan... 7,300 dolares de sus originales 100,000 (7,3% de margen). Si arrienda el campo a un propietario, el margen se reduce aun mas.
  10. Con ese dinero tiene que comprar los 12,000 dolares de insumos para la proxima cosecha...

La historia se repite pero como su comedia -como decia Karl Marx en El 18 Brumario de Luis Bonaparte- y en este caso, en lugar de colectivizar, se alienta la concentracion de propiedad del campo en emporios exportadores sojeros amigos del gobierno como Grobocopatel -que con la sabiduria de quien conoce "por dentro" al gobierno, invierten en Uruguay y Brasil los surplus que sacan de Argentina.
.
Mientras tanto, los verdaderos latifundistas y pooles exportadores -como Grobocopatel, Aceitera Deheza y Cargill- aprovechan la inviabilidad del pequenio productor para comprar campos, cerrar tambos y talar montes para exportar soja y hacer negocios con Chavez con la ayuda complice de un gobierno dependiente de las retenciones para disfrazar la hiperinflacion que aflora con cada vez mas frecuencia, como el entubado pero indomito arroyo Maldonado. .

Mas aun, los pooles exportadores se quedan con la "parte del leon" de lo exportado, trasladando las retenciones a los chacareros y productores menores..

Explicaba en Marzo el Grupo de Reflexion Rural (vaya sabio nombre):

De hecho, tomemos conciencia que los que protestan por las políticas
tributarias son los productores, no son Los Grobo, ni El Tejar, Cargill o ADM
los que se quejan. Estos últimos le pagan al productor la Tonelada de Soja
aproximadamente a 165 dólares cuando su precio es de trescientos dólares.

Agrega el especialista Ferrari Echeverri:”En noviembre aumentaron las retenciones de 28 a 35% y a raíz de eso quedó en evidencia una situación inédita: cuando ni siquiera había comenzado la siembra de la soja, existían más de 18 millones de toneladas cubiertas por esos formularios, con sólo 4 millones compradas. Quedó así en claro que eran declaraciones que cubrían ventas falsas y efectuadas al solo efecto de quedarse con el previsible aumento de las retenciones,
aprovechando la incapacidad del Gobierno que, desde al menos cinco o seis
semanas antes, anunciaba el aumento sin haber cerrado el registro de los
formularios”. O sea que el resto, 135 dólares aproximadamente, va para el
gobierno como derecho a la exportación.

Luego la venden en el mercado de Chicago a 550 y además, generalmente lo hacen luego de triangularla entre sus propias oficinas para subfacturarla y pagarle lo menos posible al Estado.

El negocio de los exportadores y de las empresas a ellos vinculadas, es de ese modo fabuloso.

Pero no se detienen allí las ganancias. Los exportadores y sus socios, también y
en simultáneo, se transforman en productores de agrocombustibles, de carne
vacuna a corral y también de pollos, tal como la empresa AVEX de Los Grobo. Las
nuevas y extraordinarias dimensiones de los agronegocios, tales como la Granja
Tres Arroyos que faena tres cientos mil pollos diarios, y que participa de los
actuales convenios de la Argentina con Venezuela, sube la apuesta productiva a
niveles donde solamente pueden jugar las Corporaciones.

Las corporaciones están en el poder, esto queda claro en lo que expresa F. Etcheverry:”Entonces, se calculó que con esos formularios los exportadores "privatizaban" US$ 400 millones. El escándalo llevó a que Diputados aprobara un texto que eliminaba esa privatización del impuesto (alícuota y precio FOB) con efecto retroactivo. Sin embargo, en el Senado se tropezaría el miembro informante, el oficialista Roberto Urquía, quien es dueño de Aceitera General Deheza (la más grande de capital nacional que actúa sin conflictos con las multinacionales Cargill, Bunge, Dreyfus, ADM)” y agrega “Pese a ese evidente interés personal, Urquía no sólo no se excusó, sino que con el secretario de Agricultura, Javier De Urquiza, y los interesados, consensuó un texto que limitó el de Diputados y así se sancionó la ley el 26 de diciembre último. Inclusive, según el senador Miguel Pichetto, violando la instrucción recibida del Gobierno de sancionar sin cambios el texto de Diputados”..Los granos con que preparan los alimentos balanceados con el que hacen esa carne producida en forma industrial, también los pagan a 165 dólares como si fuera para exportación, cuando en realidad, esa soja no sale del país como grano, o sea que el alimento de sus criaderos, les cuesta la mitad que al productor común que hace carne, y con el que compiten en el mercado interno. En el caso que hagan biocombustibles estarían pagando como derechos para la exportación tan solo un 20% de retenciones, cuando le sacaron por los granos 45% al productor, o sea que el 25 por ciento es ganancia líquida, y estamos hablando en este caso, de aproximadamente 75 dólares de ganancia por tonelada, producto de una estafa lisa y llana aunque legalizada, que por otra parte no se denuncia, sencillamente por una dependencia ideológica de las víctimas que aceptan sufragar ese precio vil para continuar dependiendo de un liderazgo que viene de larga data.
De esa manera, podríamos afirmar que cualquier política tributaria que se establezca, en los marcos del actual modelo de agro exportación y de producción de commodities, no hace sino, fortalecer la tendencia a mayores cultivos industriales, a la vez que añadir riquezas a los que más tienen, los pooles y las Corporaciones. Las políticas actuales, acrecientan las prácticas de una agricultura industrial sin agricultores ni población en el campo. Las mayores retenciones a la Soja devienen paradójicamente, de esa manera, en una mayor sojización.
Respecto al actual paro agrario, entendemos que no se debería hablar más de la oligarquía, al menos tal como a ella nos referíamos hasta no hace demasiado tiempo, tal como continúan haciendo sectores “progresistas” funcionales al sistema de la Soja, porque en realidad una oligarquía es una clase que tiene poder propio o que tiene poder sobre el Poder y en este caso uno de los problemas de estos ricos
ganaderos invernadores es que no solo no tienen suficiente poder sobre el
Gobierno o sobre el Estado, sino que ni siquiera tienen la capacidad de negociar
más o menos exitosamente con los Frigoríficos o con los Pooles, y por eso el
pataleo y las tensiones en las que estamos, sin suficiente conciencia y con
discursos antiguos, prejuiciosos y con connotaciones al pasado, en que
sobrenadan enormes confusiones y nostalgias de la época en que tenían poder, y
en especial en los que no queda claro, aparte de los propios fantasmas, contra
quien se pelea o acaso qué es lo que se quiere conseguir. Volver al pasado para
ellos es imposible, deberían en todo caso saber negociar en el presente con los
gerenciadores del modelo, pero se les mezclan ideologías viscerales y los viejos
discursos se les imponen absurda y patéticamente, sembrando aún más confusión en los escenarios políticos de la Argentina, donde todas las tendencias y vectores
parecieran continuar alentando desde diversos abordajes a la Republiqueta
Sojera.
.

Por su parte, Pagina 12 -raramente un enemigo del gobierno- agregaba:

La propuesta de Guillermo Moreno concentra en los grandes exportadores la
responsabilidad de pagarles a los productores el precio de referencia y
administrar el abastecimiento. Para los chacareros sería el fin de los molinos
más chicos
.

Enfrentado con la realidad de las gancheras y heladeras vacias en el pais mas carnivoro del planeta, el gobierno tiene una gran oportunidad para demostrar que ha sido su politica y no el trabajo de los discolos productors agropecuarios quien ha sacado al pais del colapso de 2001.
.
Si el "rol del Estado" fuese tan relevante como declara la ideologia oficial para justificar el apropiarse del 80% del ingreso por exportanciones de los productores agrarios , la Administracion deberia poder demostrarlo y capear el temporal produciendo carne, leche y granos en las condiciones requeridas a los productores sublevados, reemplazandolos y creando empleos autosustentables que reemplacen a los subsidios al desempleo como los Planes Trabajar (creados por Menem y Duhalde en 1996 y con los que se hace clientelismo politico desde la epoca de la "Alianza" radical-peronista a pesar de numerosos estudios que han demostrado su inefectividad para combatir pobreza o desempleo) de los que viven -desde el 2001- 1.2 de los 2.5 millones desocupados obligados por el "modelo de redistribucion y justicia social" vigente a elegir entre mendigar, cartonear, cortar rutas o agitar banderitas en los actos oficiales.
.
Si el gobierno tuviera un plan con logros verificables para crear empleo o construir vivienda social en el que hubiese usado las retenciones que ha colectado desde 2003, ciertamente lo poderia haber mosrado para incitar a los chacareros a la solidaridad y el sacrificio de sus legitimos ingresos en nombre de un bien superior comun: vivienda social, empleo genuino, educacion, salud, lucha contra la pobreza, rutas, creditos para el agro. Todas cosas muy visibles, sobre todo tras un quinquenio de retenciones.
.
Pero como aun nadie conoce el destino de los 900 millones de dolares de Santa Cruz enviados al exterior por consejo del odiado Cavallo, o la razon por la que entran valijas diplomaticas con 800.000 dolares en billetes,los origenes de los dolares de coimas que escondio en su oficina la actualmente procesada ex Ministra de Economia o los de los millones de dolares con los que el "grupo Eskenazy" compro YPF a Repsol poniendo solamente 100 millones en efectivo, lo que abunda es solamente la certeza de que todo dinero que va al Gobierno se pierde en las tinieblas sin resultados visibles ni contabilidad alguna.
.
Y esto se traduce en que 4 de cada 5 argentinos -desde gerentes a mucamas- compra dolares y el 90% los coloca en su casa o en el Uruguay, lejos de los bancos oficiales y privados.
.
La realidad -entretanto- es que es dificil sacar leche de archivos, hacer achuras de expedientes o mandar a Liniers los robustos jefes de departamento que pastan en las oficinas publicas. Todo tiene un limite, y los ambiciosos Kirchner parecen haber encontrado la horma de su zapato, en la forma de esta rebelion en la granja de sus vapuleadas gallinas de los huevos de soja. Es hora de escuchar al inmortal Zitarrosa cuando cantaba : "aramos, dijo el mosquito, al buey que rompe el terron".

.

Hasta los bueyes, cuando les tocan demasiado los cojones, cornean.

_______________________________________________

Postdata 1 - Los verdaderos numeros del campo

Frenadas las retenciones por una paralisis economica con un costo estimado de 5,000 millones de dolares, manifestaciones de solidaridad con el campo de un cuarto de millon de personas , y rechazo legislativo, hemos clarificados numeros y hechos que confirman las hipotesis de este articulo. Aqui van:

1. Las retenciones -aun en tiempos de precios y cosechas record- toman el 85% del ingreso de los productores. El 15% restante solo garantiza supervivencia si los margenes record de precios se mantienen.

2. Los productores sublevados no son "oligarcas": ni siquiera son propietarios en el 95% de los casos. Se trata de trabajadores de cosecha -que cobran por servicios- o de arrendatarios -que trabajan campos ajenos pagando arriendo de sus ingresos-. Son cuentapropistas, no tienen estabilidad laboral ni leyes sociales.

3. Los demonizados "pooles de siembra" son un revolucionario adelanto de la productividad que permitio subir la produccion agropecuaria de 40 millones de toneladas a 100 millones (53% en promedio) mediante la contratacion de estos trabajadores y PYMES para trabajar los campos en forma conjunta, ahorrando costos y constituyendo una cadena productiva. Es el mismo sistema que emplean Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Brasil y todos los grandes productores y exportadores.

4. Las retenciones -al reves de lo que dice su propaganda oficial- premian el cultivo de soja -mas flexible y con mayores margenes-, desalentando la produccion de otros alimentos -leche, carne, cereales- para el mercado interno.

5. Los fondos procedentes de las retenciones 2003-2006 han sido utilizados para comprar dolares y mantener el tipo de cambio en el "3 x 1" y ara subsidiar planes clientelistas que mantienen a los pobres en la dependencia economica sin generar empleo. De hecho, en el campo, los peones trabajan "en negro" para poder cobrar "Planes Trabajar" (los productores no tienen otra proteccion laboral que sus ingresos)

_______________________________________________

Referencias y fuentes complementarias

Articulos (azul) - Libros (rojo) - Videos (verde)

_______________________________________________

6 comments:

Discepolin said...

Mas datos aportados por productores:
Gracias entre otros a los productores que siembran gran cantidad de hectáreas es que la producción de cereales y oleaginosas de ha multiplicad de forma extraordinaria, porque son los que hacen punta en la utilización de nueva tecnología y se la exigen a los contratistas que trabajan en forma autónoma para ellos. Estos a su vez son demandantes de las empresas fabricantes de maquinarias, que a su vez deben mejorar los implementos que ofrecen en calidad, tecnología y cantidad, lo que a su vez desarrolla los pueblos donde están asentadas. Este recorrido no sería posible con productores chicos porque no hay economía de escala que permitiera esta magnífica evolución. De modo que, más allá que a mayor extensión sembrada mayor ganancia (y mayor riesgo), es verdaderamente de infradotados demonizar a estos empresarios. Sin ellos, sin el INTA , sin los promotores de la labranza cero o mínima, sin los grupos empresariales que se han agrupado para mejorar sus producciones como los grupos CREA, etc. estaríamos en los noventa. En los noventa se producian promedio 20 quintales de trigo por hectárea (hoy el doble), 50 quintales de maiz (hoy el doble) y 24 de soja de primera (hoy el doble)y 15 de soja de segunda (hoy el doble) en la pampa húmeda. Debería saber el gobierno que en zonas secundarias a la pampa humeda estos rendimientos son imposibles y que además se van alejando de los puertos lo que resta enormemente al negocio. Y los lectores que de cada 1000 pesos de soja, el gobierno levanta hoy 420 sin hacer nada, y un productor con los580 restantes debe pagar los gastos de producir 1000, de cosechar 1000, de enviar 1000 al puerto, de fumigar 1000, comisiones por 1000, ete, y de lo que le resta pagar ingresos brutos, impuestos a las ganancias, impuestos provinciales y municipales, Como dijo De Angelis, de todas estas chauchitas le quedo esta mitad de una. El que explica esto si bien es Ing. Agr. no tiene ni una hectárea sembrada y como ya está en vias de extinción tampoco tiene interés particular, salvo el asombro de ver como un estado en un manejo absolutamente anticonstitucional y caprichoso puede apropiarse sin mas ni menos que de la mitad del producido de miles de productores que estaban absolutamente de acuerdo con ceder el 35 %. Lamentablemente el hombre es corruptible. Todo depende nada más que de la cantidad. Y aquí hay mucho en juego. Sldos. y animo al campo.

Camus said...

Excelente comentario sobre el drama argentino. Me parecio reveladora la referencia al "tacuarismo" que sigue adherido al kirchnerismo (coincido tambien que el peronismo murio con Evita en el 52 y lo que siguio -Campora, Peron del 72/Isabelita, Lopez Rega, Menem-Duhalde, la "Alianza" con De la Rua, etc.)
Me permito discrepar en cuanto a las "aspiraciones" de los "modelos D'Elia": creo que la version actual del facho argentino no es ya la vuelta de los militares, ni la defensa de las Malvinas, ni Rico, ni Seineldin, sino Chavez. Morales & Cia.
Creo que los fascistas argentinos han descubierto una nueva tierra promedita el "socialismo del siglo 21" (otro buen articulo suyo) y han encontrado en el "odio" clasista un canal para su sentimiento y razon basica para participar en la politica.
Por supuesto, como el maestrob Raymond Aron mostro en los 30s, fascistas y comunistas son como Romulo y Remo, discolos hermanos de leche prendidos de las mismas tetas.
Los Kirchner los usan como los politicos argentinos desde la era conservadora han usado siempre a los matones y lumpen.
Claro, Ecumenico Lopez, aquel "Guapo del 900" de Eichelbaum era mas digno y menos bocasucia...
Gracias por llamar a las cosas por su nombre y dejarlas escritas (en excelente prosa, por cierto), asi vemos quien estaba en lo cierto.

Thoreau said...

Muy interesantes los datos concretos de este articulo. Es mucho mas claro discutir con numeros que con rotulos compo "oligarca" o "latifundista" -que parecen salidos de los cincuentas y los setentas.
Por mi parte, aporto mi granito de arena, confirmando que las fuentes que encontre dan datos similares al detalle que publica Discepolin.
No hay que olvidar que Argentina COMPITE con Brasil y Uruguay en exportaciones de alimentos.
Los excesos en presion "recaudadora" solo invitan a (a) evadir, (b) concentrar la tierra en menos manos y (c) invertir en paises vecinos menos voraces.
En cuanto a los datos, estos son de La Nacion de Febrero del 2005 (mucho antes del aumento de las retenciones actuales) (http://www.lanacion.com.ar/Archivo/nota.asp?nota_id=677858):

"En la Argentina, por cada tonelada de granos deben pagarse impuestos de entre un 41 y un 45 por ciento sobre el valor nominal del grano. Las retenciones se destacan sobre los demás gravámenes porque, en el caso de la soja y el girasol, son del 23,5%, y para el maíz y el trigo, del 20%, que se descuentan del precio que recibe el productor.

A esto habría que sumarle un uno por ciento por el impuesto al débito y crédito (cheque); una tasa inmobiliaria rural de entre 30 y 50 pesos -que depende de la región-; la retención del impuesto al valor agregado (IVA) del 8% por tonelada -que teóricamente luego devuelve el Estado-; un 2% de retención en la primera venta del impuesto a las ganancias; ingresos brutos, 11,90%, y bienes personales, que asciende al 3% por cada tonelada de grano.

"En el caso del maíz, con un rendimiento de 70 quintales por hectárea (7000 kilos) y este nivel de impuestos, se pierden hoy unos 400 pesos por hectárea", dijo el asesor económico de la Coninagro, Daniel Asseff.

En aquel entonces, el Ministro Lavagna tambien defendia las retenciones en estos terminos:
"El ministro de Economía, Roberto Lavagna, negó ayer en el programa "Desde el llano", conducido por Joaquín Morales Solá, la posibilidad de una eliminación o rebaja de las retenciones a las exportaciones en el corto plazo, porque, según explicó, no hay un quiebre de la rentabilidad del campo como sentenciaron tanto los productores agropecuarios como las entidades gremiales que los representan. En opinión del jefe del Palacio de Hacienda, en este escenario sólo podría comenzar a analizarse una eventual modificación de este impuesto, calificado como "distorsivo" por el campo"

No seria mala idea que los numeros se discutieran en publico y con datos a la vista, no?

robertoarlt said...

Excelente la encuesta: muestra como la realidad vence al "verso" del que viven los inutiles que gobiernan a los paises no votados.

Macedonio said...

Agrego datos frescos, proporcionados por un productor:
"Lo que le queda a un productor que siembra 300 hectáreas con soja (especial para fersalta). Según datos de la S.A.G.y P. el costo de producción por hectárea es de $ 1.077,80. Y un rendimiento medio es de 18,2 quintales por hectárea (1,82 toneladas). Si el precio de la soja es $ 1.670 por tonelada, los números son los siguientes: Ingresos (1,82 ton x 300 has x $ 1.350) = $ 911.820. Costo (300 has x $ 1.077,80) = $ 323.340. Margen bruto = $ 588.480. Con retenciones en el 49,3% a ese importe hay que descontarle $ 449.527 (se calcula sobre $ 911.820, precio bruto de venta, no sobre el margen). Lo que deja hasta acá una diferencia a favor del productor de $ 138.953. Pero hay que descontarle: 35% de Imp. a las Ganancias ($ 48.633), el 1,2% de Imp. a los Débitos, el 3,5% de Ingresos Brutos, Imp. a los Bienes Personales, el IVA., etc. Con lo que el resultado final es prácticamente NEGATIVO. Es mentira que ganan US$ 250 por hectárea. "

Perito Moreno said...

Agrego mi grano de arena con este excelente articulo de Pagni en La Nacion con motivo del "duelo de manifestaciones" convocado por el presidente Kirchner.
Expresa con claridad el aspecto economico y empresarial del debate, y agrega algunos elementos de gran importancia, como:
"El valor de la soja transgénica, adoptada por la Argentina en 1994, deviene de que ese "yuyo" incorporó los hallazgos que alcanzó la biotecnología en su búsqueda de nuevas proteínas para la satisfacción de un mercado de consumidores de alimentos. El salto en la productividad se completó con un método que permite cultivar la tierra sin removerla: la siembra directa.

También cambió el paradigma administrativo. La producción basada en unidades integradas, como la chacra o la estancia, ahora se sostiene en una red de contratistas. Este modelo de negocio desligó la riqueza de la posesión de la tierra.

El tercer aspecto que explica la revolución agraria en la Argentina es la integración al capitalismo global de grandes poblaciones con un consumo de proteínas retrasado. Mientras Europa consume al año 130 kilos por persona, China consume 22; India, 11, y el mundo, en promedio, 30.

Estos factores impulsaron a la Argentina de los últimos 10 años a expandir un 56% la superficie cultivada, quintuplicar la producción sojera y mejorar el rendimiento en un 80%. Otra vez el país encontró en el agro una inserción exitosa en la nueva globalización. La protagoniza una "burguesía nacional" irreconocible: no depende del Estado.

El capitalismo globalizado, con su nueva generación de desajustes, obliga a la dirigencia de todos los países a un esfuerzo de reeducación. Los Kirchner parecen resistirse. Han encarado la agenda agropecuaria inspirándose en una demonización del sector que servía, como dispositivo simbólico, al proceso de industrialización sustitutiva de hace 70 años. Pero esa experiencia se frustró. Lo revelan los niveles de ineficiencia de muchas industrias y, sobre todo, la degradación de la periferia de las grandes ciudades, donde reinan la pobreza, la desocupación, el crimen, la droga y la corrupción política.

Esa visión arcaica se proyecta sobre la política tributaria. Sin considerar las retenciones que se discutirán pasado mañana en el Senado, el fisco argentino aplica sobre la actividad rural una presión del 23% (como porcentaje del PBI agropecuario), muy superior al 2,76% de Brasil o al 6,90% de Uruguay.

Las retenciones móviles profundizan este cuadro. Son una condición de posibilidad casi inevitable para el proyecto de poder de los Kirchner, que redujo su base electoral a los segmentos más sumergidos de la sociedad: los que viven en el conurbano bonaerense. Son las víctimas de aquel fracaso y serán movilizadas mañana, para enfrentar al campo, en una metáfora perfecta. "
El resto, en el articulo.