Pages

Thursday, May 31, 2018

Convulsiones populistas: del derrumber en el tercer mundo al del primer mundo


Mientras Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia y el resto del "arco bolivariano" entran en el colapso economico y social inevitable y caracteristico de lo que el economista de Harvard Sebastian Edwards llamo la "cuarta etapa de la macroeconomia populista", Estados Unidos y la UE transitan la segunda, con el ascenso de formulas similares a las que fracasaron en America Latina.

Paradojicamente, las razones son las mismas: ahora los que se quejan de la "globalizacion" y el "libre comercio" son los que eran acusados de beneficiarse con ellos, y los que demonizaban al NAFTA, la OMC y la apertura economica abogan por ellos.

La realidad en todos los casos tiene algo en comun: gobiernos que han agotado sus "tarjetas de credito" y estados benefactores saturados de beneficiarios y cortos de nuevos aportantes.

Los grandes capitales y las pensiones de las abuelas huyen al refugio del dolar y se aferran a la fantasia de un Euro aleman que solo los alemanes pueden sostener. Y hasta los alemanes se cansan.

Los populistas -como siempre- explotan y dirigen la desesperacion y la ira de los que se sienten estafados por los resultados de lo que votaron hacia enemigos externos e invisibles: para Trump y sus votantes -asi como para los de Gran Bretania, Francia, Espania, Italia, Grecia, Austria, Holanda, son los inmigrantes del tercer mundo que roban sus empleos y se cuelgan de sus beneficios. Santo remedio, con muros y deportaciones todo se resuelve y quedan postergados los reclamos.

Para los que estan del lado equivocado del muro -las "minorias" etnicas, los jovenes que no estudian ni trabajan, ni consiguen empleo- y los desalojados por quiebras hipotecarias y desempleo la culpa la tienen los bancos y el perfido Fondo Monetario o "la troika" de paises ricos que se niegan a seguir pagando.

En todos los casos, la "solucion final" es puramente imaginaria y autodestructiva. Los venezolanos y los cubanos lo saben ya de sobra.

Pero como dice el refran americano "todos los dias nace un tonto". Y todas las crisis paren millones de ellos.

La unica solucion sera la que siempre ha sido: ajustarse los cinturones y vivir de lo poco que queda, trabajando extra para la siguiente generacion.

Esa formula nunca ganara las elecciones, claro. Tampoco lo necesita.

La realidad y las leyes economicas no se votan, se cumplen.

No comments: