Pages

Tuesday, February 8, 2011

Commodities IV: La hoguera inflacionaria golpea a India y China

La crisis que comenzó en Medio Oriente se está trasladando como una Tsunami inflacionaria a dos polvorines de crisis alimentarias: los 3 mil millones de habitantes de India y China están experimentando subas del 4 % mensual en los precios del 85 % de lo que constituye su consumo.
Las protestas por alimentos -comunes en la India pero proscriptas en China- provocaron la crisis de 1989 en la plaza de Tien An Men -en la que más de 1 millón de personas se reunieron para protestar por el alza de los precios- y podrían provocar disturbios sociales de una escala mucho mayor que los que ya sacuden en una ola todos los países con poblaciones expuestas (aquellas que -como muestra la carta de consumo de Egipto, deben gastar la mayor parte de su ingreso en alimentos)

Argentina -un neto exportador de alimentos- no está menos expuesta que Egipto a la inflación alimentaria por sus niveles de pobreza persistentes (34 a 36 % de la población no alcanza a ganar una canasta alimentaria básica). Aún en los promedios, los argentinos gastan un 34 % de su ingreso en alimentos -apenas 7 % menos que los egipcios-

De hecho, ya hay rebeliones callejeras en India por los aumentos de los precios -que hasta ahora han sido mantenidas en un segundo plano por los disturbios de Tunez y Egipto-

Para prevenirlo, India ha aumentado sus tasas de interés 7 veces y China 5 en los últimos 12 meses -y acaba de volver a hacerlo sacudiendo los mercados-

Una inflación del 5 % anual ha sido suficiente para que China haga sonar las alarmas de emergencia



India enfrenta también el problema



Combatir la inflación de los precios de los alimentos y commodities se ha convertido en una prioridad para ambas naciones, y para la mayoría de los países en el área roja del mapa de ganadores y perdedores en el "boom" de los precios de granos:


Si la situación continúa, 2011 será un año de crisis en las economías emergentes que han venido creciendo a "tasas chinas" pero con pies de barro: los niveles de pobreza de la mayoría de sus habitantes que los hacen los primeros ahogados por la Tsunami de precios.

El recurso de los subsidios es un paliativo temporario y con efecto boomerang -aumenta la inflación al aumentar la demanda y desestimula la producción- que hace subir el gasto público hasta agotar los surpluses comerciales.

Que es lo que estará ocurriendo en 2011 en Asia, África y también en América Latina.

La soja comienza a provocar incendios.

_______________________________________

Referencias

__________________________________________

2 comments:

Octavio Paz said...

Este articulo va al fondo de la cuestion: la marea que hace saltar las llaves termicas de los paises peor gobernados y mas atrasados del planeta viene por el estomago. "Sin maiz no hay pais" decimos en Mexico. Y sin arroz no hay China ni sin trigo Egipto o India.
El desbalance no lo provocan los ricos -USA, UE- sino los "nuevos ricos".
Seria bueno revisar las rondas de Doha y hacerle unas cuantas preguntas a los "ganadores" de la soja, los cereales y el petroleo.

Henry David Thoreau said...

Totalmente de acuerdo con Paz: asi como las Tsunamis comienzan con un terremoto subterráneo, estas crisis en cadena comienzan con un terremoto alimentario. Al igual que las Tsunamis, si después de la devastación vuelven a poner las casas precarias frente al agua -en este caso, mantener la pobreza y el atraso social-, el resultado será otra Tsunami que barrerá todo para cambiar muy poco.
Aqui hace falta otro Norman Borlaug y economías de mercado.