Pages

Tuesday, May 17, 2011

Lecturas recomendadas 8: Francis Fukuyama y la evolución de la organización política



En su libro más reciente, titulado Los origenes del orden politico: desde los tiempos prehistóricos a la Revolución Francesa", Francis Fukuyama analiza los factores que han llevado a los modernos conceptos de regla de ley y democracia liberal.

En este amplio y profundamente documentado, erudito libro de ciencias políticas, Fukuyama describe varios estadios de la organizacion politica en la evolucion social:
  1. La horda primitiva, definida en torno a grupos reducidos -de la dimensión de una familia extendida- que se rigen por los principios de la "ley natural" -o lo que Pankaj Ghemawat en su libro "Mundo 3.0" (también comentado en este Blog) llama "la ley de la selva" del "Mundo 0.0-. Fukuyama considera los resultados de los estudios de los chimpances y otros simios superiores que muestran tendencias similares a las humanas en este estadio. Este modelo politico se basa en lazos de sangre, estudiados por antropólogos y etólogos , que muestran dos reglas ticas: la preferencia por los familiares directos (lo que en estadios posteriores sustenta el nepotismo y las "dinastías" políticas (de los Ghandis, Kennedys y Daleys a los Castros y Kirchners) y el llamado "altruismo recíproco", en el que los favores se retribuyen -desde el rascado mutuo de espaldas entre los chimpancés hasta las coimas y los "retornos" entre los políticos modernos. Este orden -prevalente en la Prehistoria- sigue vigente en los tiempos modernos en los países más atrasados del "Mundo 0.0" -en el Africa Subsahariana y las regiones más atrasadas del Asia (como Afghanistan o Yemen)- ".

  2. La sociedad tribal o el gobierno por clanes: en este estadío, el grupo primario de tipo familiar se expande a través de antepasados comunes -por lo general por la vía masculina- a clanes y tribus. El orden legal se define por la preferencia y dominación de clanes, en lo que Fukuyama llama "tiranía de los primos" y que se resume en el proverbio árabe que dice: "yo contra mi hermano, mi hermano y yo contra nuestro primo, nosotros y nuestros primos contra los extraños" . El "nacionalismo" de sociedades clánicas -como la mayoría de las musulmanas y africanas- se basa en lazos ancestrales y dinásticos y en mantener cerrado el acceso al matrimonio -y limitada la convivencia- con quienes no tienen antepasados comunes. La ley aqui se basa en la opinión de los jefes de clan o por medio de "asambleas clánicas", que fallan en caso por caso.

  3. El "Leviatán" o Estado central: en esta etapa, descripta inicialmente por Hobbes, la autoridad central domina a los clanes e impone reglas comunes a todos, limitando y reservándose el uso de la fuerza y la administración de justicia para dirimir los pleitos por vía de la ley. La "ley de la asamblea" o los jefes es reemplazada por una ley escrita queb obliga a todos y es interpretada en forma independiente por jueces. Más significativamente aún, el Estado central es la primer forma de organización en la que el poder no se hereda y los lazos de sangre y clanes no determinan exclusivamente la propiedad. Fukuyama explica que es la Iglesia Católica en el siglo 7 la que por primera vez otorga a las mujeres derechos de propiedad e impide a los clanes transferir la propiedad a sus miembros, al lograr que las herencias pasen a manos de la misma Iglesia.

El "Leviatán" puede convertirse en un gobierno autoritario -como las dictaduras comunistas que aún subsisten en 5 países del mundo (China, Cuba, Corea del Norte, Vietnam y Laos) o las dictaduras unipersonales del Asia Central- , en una democracia autoritaria y populista (o lo que Fareed Zakharia llama "democracias iliberales") -como las del "eje bolivariano" (Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominicana y Argentina) y el África "socialista" de Mugabe, en las que la "regla de ley" está manipulada por un gobierno que ejerce de facto los tres poderes (o lo que la Constitución Argentina de 1853 llamaba "suma del poder público")

Finalmente el "Leviatan" puede funcionar como "democracia liberal" , con división de poderes independientes, regla de ley igual para todos (como la que permite enjuiciar y forzar a renunciar a un Nixon,encarcelar al Director del FMI por un delito sexual o enviar a la cárcel con condenas de 100 años a estafadores como Maddof o los CEOs de Enron, Worldcomm y AIG) y respeto de los contratos, la propiedad y los derechos civiles -como los que permiten elegir al primer presidente negro en los Estados Unidos o respetar a los blancos en la Sudáfrica de Mandela-.

Fukuyama disecta con habilidad las falacias del pensamiento "progresista" post moderno de negar la evidencia de la evolución hacia formas superiores de gobierno -algo que Marx y Engels sostuvieron vehementemente, siguiendo los estudios del antropólogo americano Lewis Morgan- y de la existencia de una "naturaleza humana" bondadosa corrompida por la sociedad que surge del pensamiento de Rosseau y queda sepultada por los crímenes del Terror en los que culmina la Revolución Francesa antes de coronar emperador a Napoleón.

La idea del "hombre bueno" deformado por la sociedad no sólo se da de patadas con la evidencia antropológica y etológica abrumadora que cita en su libro profusamente Fukuyama, sino que tiene su falsedad demostrada por el absurdo con el fracaso de las dictaduras comunistas de Cuba, China, la URSS y del socialismo utópico que las precedió en "construir" el "hombre nuevo", despojado de los impulsos económicos naturales que buscan la libertad económica del capitalismo.

La realidad del derrumbe del mundo comunista y el reconocimiento de los mismos Castro a que -tras 50 años de adoctrinamiento compulsivo y continuo de dos generaciones criadas por la "revolución"- , la "naturaleza humana" no ha cambiado un ápice y elige las mismas aspiraciones de justicia independiente, protección del individuo mediante la ley y libertad para la industria y el progreso económico que ofrecen las democracias liberales -huyendo hacia ellas a pie, a nado o cruzando cercas bajo lluvias de balas-.

El libro de Fukuyama ofrece una excelente revisión de los orígenes y la evolución de las ideas y principios de la moderna democracia liberal.

__________________________________

Referencias


____________________________________

3 comments:

Chico Arte said...

Han cometido un error: Mongolia es una democracia; la otra dictadura comunista es Laos.

Walt Whitman said...

Tiene razon , Chico, en 1992 Mongolia adopto la democracia liberal, gracias por recordarlosno!.

Horacio Quiroga said...

No tanto, estimado Arte:
Mongolia estuvo gobernada como una dictadura comunista hasta 1992, año en el que -tras la caída del bloque soviético- los comunistas tuvieron que dejar el poder, reemplazado por una republica semiparlamentaria.
Los mongoles-como los europeos del Este- aún están tratando de recuperarse del hambre, atraso y purgas dejados por 25 años de dictadura comunista.