Pages

Saturday, February 6, 2010

Argentina: de "viento de cola" a "tormenta perfecta"

A buen entendedor, datos (de los que venimos publicando desde 2008) en lugar de palabras:

Decíamos que el verdadero déficit era "dibujado" como superavit en el Presupuesto para 2010 basado en las cifras del INDEC:


Que ahora el defenestrado Redrado -ahora buscando empleo como analista económico -confiesa no usaba ni el BCRA.

La realidad es que se siguen fugando 45,000 millones de dólares anuales -equivalente a las reservas, de los que 24,000 millones son del mismo Estado que sigue tomando deuda en el exterior a tasas del 15 % por el riesgo país de 800 puntos (8 % de sobretasa al 5 % que pagan Brasil y Chile) - y que las reservas realmente disponibles son mucho menores que lo que anunciaba el BCRA pues 20,000 millones fueron ya reemplazados con bonos del gobierno -que ahora busca desesperadamente acceder a 16,000 millones más (ver nuevamente cifras en rojo del presupuesto real en la Tabla anterior).
De ese modo, se ha pasado de culpar, insultar y desafiar a los acreedores a volver con la cabeza baja a implorarles por dólares frescos

Para cerrar una hemorragia fiscal que pagan en un 64 % los más pobres a través de la ineludible recaudación del IVA, precios que suben un 20/30 % anual contra salarios ya devaluados que suben al 5/8 % de la inflación del INDEK, los cheques y transacciones en blanco, y el sector exportador -el único productivo- para financiar los disparatados gastos clientelistas definidos como "servicios sociales" (ver el artículo anterior de Quiroga sobre ese gasto) y subsidiar empresas cuasi monopolicas (servicios económicos) para que operen a pérdida con precios políticos:


El tono sainetesco que terminó adquiriendo el esfuerzo del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner por apoderarse de las reservas del Banco Central pone de manifiesto la creciente desesperación por la situación financiera a corto plazo.

El "viento de cola" que impulsó la economía -generado pura y exclusivamente por un sideral aumento del precio internacional de la soja (que pasó de 200 dólares en la era menemista a un promedio de 500 a partir del 2003)- fue transformado por el modelo perverso (y corrupto) de manejo discrecional y clientelista del gasto público en una "tormenta perfecta" entrando en la crisis financiera internacional.

Las bravatas pseudonacionalistas contra "el Fondo" y los "fondos buitres" -en realidad chivos expiatorios usados para "lavar" la transferencia de ingresos de pobres (ahorristas, jubilados y en general todos los que habían prestado pesos a los bancos argentinos a través de depósitos y al gobierno nacional al ser pagados con Lebacs, la gama de bonos provinciales y los pesos emitidos con furia por el BCRA) a ricos (el gobierno de Duhalde y Kirchner, los gobernadores provinciales y los bancos "nacionales" que tomaron la deuda en dólares y la pesificaron de prepo) se han estrellado sonoramente contra la realidad (como veníamos anunciando).

El "modelo" de economía populista de los Kirchner ha puesto al país en un rumbo insostenible en el que el gasto público no sólo ha crecido sino que se ha vuelto incontrolable y rígido mientras que los ingresos fiscales y de divisas han tocado un techo -puesto por los mismos delincuentes económicos que estafaron con el megadefault y la proclama jactanciosa e insultante del "pagadiós" a los acreedores futuros- del que comienza a deslizarse.

Faltan al menos 7,500 millones de dólares para poder cumplir con los pagos de deuda de 2010. Y como suele suceder en las quiebras, esa cifra, aparentemente menor, es la rajadura por la que comienza a quebrarse la represa con la que se había querido contener la insolvencia básica de un Estado vaciado y quebrado, que no tiene capacidad productiva alguna pero que se está engullendo el 64 % del ingreso nacional para mantener el sistema político clientelista que mantiene un 39 % de argentinos bajo la línea de pobreza (como en 2003) y a un 31 % (5,000,000) en subempleo, desempleo o viviendo de planes .

Este último no es -como demuestra el artículo anterior de Quiroga- consecuencia sino causa y motivo del modelo económico. Para ser más precisos y usar términos de administración de empresas, es su "modelo de negocio": la captación de recursos ("rent seeking", de acuerdo con la escuela económica de Public Choice y el Premio Nobel de Economia 1988, James Buchanan) por parte de los sectores económicos que controlan el Gobierno y su transferencia a gobernantes, sindicalistas y empresarios corruptos que -siguiendo la clásica fórmula de Lord Acton- a fuer de conquistar en 2002 el poder absoluto mediante la quiebra de la Nación, se han vuelto absolutamente corruptos -es decir, han maximizado su ritmo de extracción de recursos destruyendo la economía real-.

La "fiesta" de endeudamiento interno reemplazando divisas del BCRA por bonos incobrables y emisión violenta de billetes sin respaldo se ha detenido súbitamente al agotarse las fuentes de divisas no expropiadas -retenciones, jubilaciones, devaluación- y cerrarse el acceso a "dólares frescos" de nuevos e incautos prestamos internacionales.

La causa de esto último no es por cierto, la crisis internacional. Chile, Brasil y Colombia -que no hicieron default y pagaron sus préstamos con los retornos de la actividad productiva generada- reciben más de 120,000 millones de dólares en conjunto al 4,5 a 5 % anual, aprovechando la excepcional oportunidad de las tasas cero del mercado de Estados Unidos y su reputación de buenos pagadores.

Son los Kirchner quienes han creado esta "tormenta perfecta" convirtiendo el superavit exportador en una hemorragia económica interna combinada con una sequía de las fuentes de ingresos genuinos.
Como en toda quiebra, viene ahora la etapa de elegir qué sector va a pagar la cuenta con una violenta reducción de ingresos.

Y los argentinos -que ya lo saben- huyen en estampida con el resto del planeta y los críticos de "izquierda" hacia el dólar norteamericano, la divisa de último recurso de la economía en la que siguen habiendo imperio de la ley y reglas de juego.

Se acabó la fiesta, y los que la hicieron, vuelven a huír dejando la cuenta sin pagar.
___________________________________
Referencias
_____________________________________

5 comments:

Discepolin said...

Gracias a los votantes que siguen negando la realidad, aplaudiendo el default y votando por los Kirchner después de haber votado por los De la Rúas y los Menems acabamos de perder una década más y entramos en el bicentenario comprando dólares y rezando con el culo para arriba.
Sería mucho más fácil hacer lo que hizo Chile: ajustarse el cinturón pagando las deudas y apoyando la exportación mediante reglas claras para el comercio.
No requiere ningún Einstein. Si me preguntan a quién elegiría presidente, propondría contratar a Bill Clinton, Felipe Gonzalez o Ricardo Lagos que están disponibles.
No veo porqué no se puede hacer lo mismo que cuando se contrata un DT extranjero para ganar el campeonato.
Ya que quieren "internas abiertas", yo las abriría del todo así podemos elegir.
Cualquiera de esos tres gana las elecciones hoy en Argentina por afano.

Arlt said...

Asi es, Discepolin: siguiendo el ejemplo de Calígula que hizo elegir senador a su caballo, Néstor hizo elegir presidente a su "yegua" -término que describe su más reciente intento de hacerse simpática aconsejando comer chancho para mejorar en la cama. Toda una dama, como demostró haciendo aguantar al presidente de Uruguay una endecha de agravios por el ya alevoso corte de puentes de Gualeguaychu cuando vino en visita diplomática a su inauguración.
El apodo de Kirchner en los ochenta -cuando compraba casas expropiadas por los militares gracias a la 1050- era "Shylock", por su costumbre de comprar dólares.
No se ha quitado ese hábito -ni el de tocarle el culo a sus ministros-. Ahora se lo toca a senadores, gobernadores, diputados, jueces y presidentes del BCRA.

MARIA LUCREZIA said...

Coincido con ustedes, que antes de quedar en el camino de la involución prefiero un extranjero porque ni el oficialismo ni la oposicion son diferentes.-Veo con pena que ya nos acostumbramos a los fusilamientos, robos de toda clase, aumentos sin sentido, insultos solo por ser clase media y para peor blanco, pero no todo es culpa de los que gobiernan ellos son un espejo de nuestro desorden, de dejar hace dejar pasar,hacemos chistes de nuestras peores desgracias, parece que nos gusta esto de vivir en tribus, falta orden empezando desde nosotros y luego hacia arriba.Los presidentes no son magos, y los argentinos no somos un pueblo.-Un abrazo y estoy muy triste

Discepolin said...

Para salir de la trampa de la anormalidad continua y la corrupción sistémica que los Chavez y los Kirchners han generalizado en los países gobernados por medio del clientelismo chorrocrático vestido (como la mona) de "demosgracia", tal vez haya que pensar fuera de la "caja" y no sea tan loco lo que propuse en cuanto a la "internas ultra-abiertas".
O quizás directamente colocar a los países defaulteados bajo el control de un fideicomiso administrado por alguien que sepa hacerlo, como Warren Buffett, impidiendo a los cacos locales tocar la caja.
Es lo que se hace cuando una empresa o un banco quiebran. Es lo que están haciendo Europa y los Estados Unidos con los bancos quebrados y los países en coma económico como el grupo "PIGS" (Portugal-Italia-Grecia y España)
Lo que es seguro es que mientras no se les saque el control de los fondos y los ingresos a estas tribus de ladrones no habrá futuro.
Para combatir la tristeza, Maria Lucrezia, mire alrededor de nuestras fronteras los casos de Chile, Brasil, Uruguay. Piense que muestran que es posible salir de dictaduras y guerrillas genocidas, guerras civiles y crisis económicas con democracias sensatas que crecen continuamente la clase media (la única clase que cuenta para progresar social y culturalmente) con libertad (esa palabra prohibida detrás del muro de bananas en que vivimos)
Se puede, eso es seguro.
Y nunca es más oscuro que antes de amanecer.

Alberdi said...

Me parece una gran idea, Discepolin!. Si los Kirchners, Macris y Carriós (algo así como los "candidatos testimoniales" y "listas sábana" que enchufan de prepo a sus indefensos votantes y contribuyentes) tuviesen que competir con Bill Clinton, Ricardo Lagos, Felipe Gonzalez o algún otro con sus pergaminos y resultados, estaríamos mil veces mejor que encarcelados por los malhechores.
Si Chile elige al argentino Bielsa para dirigir su selecció, porqué no poner alguien con cerebro a cargo del país que pone al incompetente Maradona a dirigir su seleccionado?